¿Beneficios del Cordyceps, es sano para Humanos?

““La realidad no necesariamente coincide con las apariencias.”

― Kōbō Abe

Los Cordyceps, famosos por ser vistos como exóticos y peligrosos,  poseen una larga historia como hongos medicinales. Es un género que pertenece a Ascomycota, Pyrenomycetes, Hypocreales y Clavicepitaceae, se conocen al menos 700 especies (Das et al., 2021), las cuales son endoparasitoides, principalmente en insectos y otros artrópodos. Por lo tanto,  su distribución geográfica se basa principalmente en la distribución del anfitrión, es así como se han encontrado en América del Norte, Latinoamérica, Europa y Asia.

Debido a su carácter endoparasitoide, se han construido diferentes mitos, en los que se cree que el cordyceps es dañino para el ser humano, ya que podría invadirlo, propagarse y causar la muerte, como lo hace con algunos insectos. ¿Realmente el Cordyceps es peligroso para el ser humano? ¿Qué implicaciones tiene realmente en nuestra salud este hongo?

¿PARA QUÉ SE UTILIZA EL CORDYCEPS?

Lejos de ser peligros, existe un gran  evidencia sobre  el uso del Cordyceps desde el año 2000 a.C., en la Medicina Tradicional China, Tibetana,  en Japón y Corea. Se ha utilizado como tónico para tratar varias afecciones, como enfermedades respiratorias, problemas hepáticos o renales, hiperglucemia y cáncer o trastornos tumorales. (Das et al., 2010) Del mismo modo, el Cordyceps se ha aplicado como potenciador de energía y  resistencia, para mejorar la capacidad aeróbica y para estimular la inmunidad celular. (Das et al., 2021)

En las últimas décadas, el interés por el género Cordyceps se ha incrementado debido a su potencial como inmunoestimulador. Las diferentes especies de Cordyceps poseen propiedades beneficiosas tales como antioxidante, anticanceroso, antihiperlipidémico, antidiabético, anti-fatiga, anti-envejecimiento, hipocolesterolémico, hipotensivo, vaso-relajante, antidepresivo, afrodisíaco y protección renal,  han informado  estudios pre clínicos. (Das et al., 2021)

EL CORDYCEPS Y EL CÁNCER

Extractos de cuerpos fructíferos de Cordyceps sinensis,  C. militaris y otras especies de este género han demostrado actividades anticancerígenas significativas por diversos mecanismos tales como: modular el sistema inmunológico e inducir la apoptosis celular. Algunos componentes como los  polisacáridos y  la cordicepina han demostrado efectividad anticancerígena. (Zhang et al., 2010)

El Cordyceps militaris se ha utilizado durante mucho tiempo en el este de Asia como nutracéutico y en la medicina tradicional china como agente terapéutico para pacientes con cáncer. Se ha encontrado que C. militaris es bueno para inhibir el crecimiento de tumores, prolongar el período de supervivencia e inhibir el crecimiento y la metástasis de cáncer. Estas conclusiones se han llevado a cabo en varios experimentos con ratones implantados con S180 células de sarcoma  (Zhang et al., 2010)

De igual manera la habilidad del Cordyceps para inhibir el crecimiento tumoral y mejorar aspectos del sistema inmunológico ha sido objeto de investigación durante aproximadamente 50 años. Como el cáncer es una de las enfermedades más complicadas y su mecanismo patogénico es diverso, se están realizando intentos terapéuticos contra cáncer desde diferentes ángulos(López Rodriguez & Burrola Aguilar, 2019). 

Muchos géneros de Cordyceps (natural o cultivado) se ha documentado que muestran la capacidad de frenar el crecimiento de tumores debido a varios compuestos bioactivos presentes, por ejemplo, polisacáridos, esteroles y adenosina

Las actividades protectoras del Cordyceps frente al cáncer son ampliamente divulgados y establecidos. Una investigación exhaustiva con los hongos Cordyceps podrá  contribuir al descubrimiento de nuevas estrategias contra el cáncer.

Acción inmunoestimuladora del Cordyceps

La acción inmunoestimuladora de un compuesto se explica por su competencia para activar el sistema inmunológico del organismo vivo mediante la inducción o activación de sus componentes. Numerosas especies de Cordyceps  demuestran actividades inmunoestimuladoras en distintas partes del cuerpo,  también promueven el sistema inmunológico adaptativo, que comprende la inmunidad celular y humoral.

“La cordicepina regula las funciones de las células inmunitarias humanas in vitro al promover la expresión de IL-1β, -6, -8, -10 y TNF-α de las células en reposo, e inhiben la expresión de IL inducida por fitohemaglutinina. -2, -4, -5, -12 e IFN-γ y TNF-α. Además, la línea celular monocítica humana tratada con cordicepina y C. sinensis (THP-1) exhibió una mayor afinidad por los factores de transcripción que son importantes en la regulación génica de diversas citocinas”. (Das et al., 2021)

El CORDYCEPS CONTRA LA FATIGA

El Cordyceps se ha utilizado durante siglos como un medicamento para aumentar la resistencia física y hacer frente a la debilidad y la fatiga de las personas de gran altitud, ralentizando los síntomas del mal de altura y dando al paciente un impulso de energía. Su beneficio radica mediante un aumento del ATP celular que aumenta la bioenergía y, por lo tanto, facilita la utilización eficiente del oxígeno. (Das et al., 2021)

Los micelios naturales como los cultivados en laboratorio de C. sinensis pueden aumentar la coordinación motora con una mejora metabólica y ventilatoria que resulta en un aumento de la resistencia muscular o actividad antifatiga y elevación del estado de ánimo o actividad similar a los antidepresivos como resultado de la disminución de endógenos.

Actualmente, muchos atletas también usan Cordyceps para lidiar con la fatiga y la debilidad,  aumentando así los niveles de energía y la resistencia adicional

EL CORDYCEPS, UN POTENTE ANTI- INFLAMATORIO

El Cordyceps militaris ha demostrado  una potente actividad antiinflamatoria en el edema desencadenado por carragenina y la disminución de la expresión de óxido nítrico sintasa inducible (iNOS) en los macrófagos. Dado que la síntesis de NO por iNOS está elevada en dolencias inflamatorias y conduce a daño celular, esta actividad confirma su acción antiinflamatoria (Das et al., 2021). 

La cepa CBG-CS-2, aislada de Cordyceps fue investigada por los efectos antiinflamatorios (Das et al., 2021). Se documentó que CBG-CS-2 regula negativamente la producción de NO, iNOS y citocinas proinflamatorias en macrófagos estimulados con LPS mediante la inhibición de NF-κB y la proteína activadora (AP) -1, que son importantes en la inflamación. Por tanto, la actividad moduladora de CBG-CS-2 sobre la respuesta inflamatoria en macrófagos, lo hace útil como fármaco o suplemento antiinflamatorio. (Das et al., 2021)

Del mismo modo, la actividad antiinflamatoria de extractos de Cordyceps sinensis sobre la respuesta de los neutrófilos humanos se verificaron inhibiendo la liberación de anión superóxido y elastasa. La mayoría de los compuestos produjeron una respuesta antiinflamatoria En otro informe más detallado, la cordicepina  inhibió la sobreproducción de NO, prostaglandina E 2 y citocinas pro-inflamatorias de una manera dependiente de la dosis en la producción de mediadores inflamatorios en microglia BV2 murina estimulada por LPS. Esos resultados infirieron que la cordicepina tiene un alto potencial para restringir los mediadores inflamatorios en enfermedades neurodegenerativas (Das et al., 2021).

LOS EFECTOS ANTIVIRALES DEL CORDYCEPS

Especialistas en medicina tradicional china recomiendan la ingesta regular de Cordyceps sinensis para evitar infecciones y resfriados, debido a su capacidad para disminuir la tos y las flemas, el asma y las enfermedades bronquiales. Por estas razones, la mayoría de Cordyceps Cordyceps se han aplicado como tratamiento para la fibrosis pulmonar, particularmente en pacientes que padecen síndrome respiratorio agudo severo (SARS). (Das et al., 2010)

En estudios clínicos, la administración intranasal de un polisacárido ácido (APS), obtenido del extracto de Cordyceps militaris, disminuyó los títulos de virus en el líquido de lavado broncoalveolar y el pulmón de ratones infectados con el virus de la influenza A con una mayor tasa de supervivencia. (Das et al., 2021)

ACTIVIDAD ANTI-OXIDANTE Y ANTI-ENVEJECIMIENTO

El análisis de extractos de Cordyceps sinensis  demostró un perfil antioxidante, ya que inhibió moderadamente la formación de MDA (malondialdehído), por lo tanto posee un potencial como anti-peroxidación lipídica e inhibe la acumulación de éster de colesterol en macrófagos a través de la destrucción por oxidación de LDL (Das et al., 2021). Más adelante, otros estudios que los Cordyceps protegen contra la toxicidad de las células neuronales, gracias a la acción de los polisacáridos que componen estos hongos. 

Muchos investigadores han informado que el envejecimiento implica estrés oxidativo. Un estudio  confirmó que el  Cordyceps sinensis aumenta la capacidad de aprendizaje y memoria, mejora la acción de los glóbulos rojos, la mente y el hígado, la acción del cerebro, y el potencial de la sangre (Das et al., 2021)

LOS CORDYCEPS Y LA DIABETES

Polisacáridos obtenidos del micelio cultivado del Cordyceps sinensis reducen el nivel de glucosa plasmática en ratones diabéticos normales e inducidos por estreptozotocina (STZ) por administración intraperitoneal, estos estudios también verificaron que dichos polisacáridos potencian las actividades de glucoquinasa, hexoquinasa y glucosa-6-fosfato deshidrogenasa acelerando así el metabolismo de la glucosa, que a su vez es responsable de su actividad antidiabética (Das et al., 2021). Del mismo modo, cuerpos fructíferos del Cordyceps militaris han demostrado que proporciona renoprotección en ratones con dieta alta en grasas y ratones diabéticos (tipo 2) inducidos por STZ-NA (Das et al., 2021).

CONCLUSIÓN

Hoy en día, los hongos se están volviendo cada vez más popular e importante en la comunidad pública y científica. Es así como el Córdyceps por sus características particulares y exóticas, es uno de los hongos más buscados y comentados.

Lastimosamente se han construido  mitos fantásticos que desprestigian el poder de este hongo debido a las particularidades de su crecimiento. Mitos alejados de toda realidad, ya que desde tiempos antiguos, gracias a las diferentes medicinas orientales antiguas y gracias a los nuevos estudio clínicos y científicos, se ha venido descubriendo los grandes beneficios que posee el Cordyceps en nuestra salud.

Actualmente, en algunas partes del mundo, hay un renacimiento del interés por los remedios tradicionales y naturales. Un gran número de investigaciones creen que la medicina tradicional es una fuente prometedora de nuevas terapias. Las setas tienen un lugar destacado en el  folklore o medicina tradicional en todo el mundo, por lo tanto son ahora objeto de estudio para dar soluciones a diferentes trastornos o enfermedades que aquejan a la sociedad actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *