Beneficios para la salud de los Hongos Adaptógenos más populares

Qué son los hongos adaptógenos

El término adaptógeno se define como una sustancia que ayuda al organismo a adaptarse al estrés físico o mental. El científico ruso Nikolai Lazarev inventó el término en 1955, definiéndolo como “una sustancia química que previene o alivia el daño inducido por un aumento del estrés fisiológico”, como las bajas temperaturas o la actividad intensa.

Los hongos se han utilizado en la medicina tradicional china (MTC) durante miles de años para curar el organismo y mantener el equilibrio entre el yin y el yang, energías opuestas pero complementarias dentro del cuerpo que definen la salud y el bienestar. Muchas de estas aplicaciones tradicionales han sido probadas por estudios modernos, así como la evidencia de nuevas formas en que pueden mejorar la salud humana hoy en día.

Actualmente, se encuentra en auge las sustancias adpatógenas. En el caso de los hongos adaptógenos, estas son setas comestibles que pueden ayudarnos a adaptarnos al estrés. Al igual que las hierbas, contienen una serie de componentes como antioxidantes, vitaminas y minerales. Estos hongos pueden consumirse como suplementos o utilizarse en la cocina.

La ciencia de los hongos adaptógenos

Cómo actúan los hongos adaptógenos en el organismo.

Los hongos adaptógenos actúan en el organismo ayudando a regular y equilibrar muchos procesos fisiológicos. Son bien conocidos por su capacidad para ayudar al organismo a adaptarse al estrés, ya sea físico, mental o emocional. Por este motivo se les denomina “adaptógenos”.

Estos actúan en parte afectando al eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal (HPA). El eje HPA es un complicado mecanismo que ayuda a regular la respuesta del organismo al estrés. Cuando el cuerpo está estresado, el eje HPA se activa, provocando cortisol y adrenalina. Estas hormonas ayudan al organismo a responder al estrés, pero la exposición crónica a cantidades excesivas de estas hormonas puede ser peligrosa. Los hongos adaptógenos actúan modulando el eje HPA, reduciendo la liberación de hormonas del estrés y equilibrando la respuesta del organismo al estrés.

Igualmente, los hongos adaptógenos tienen sustancias químicas antiinflamatorias que pueden ayudar a mejorar el sistema inmunitario. Se ha descubierto que estas sustancias, como los betaglucanos, potencian la creación de glóbulos blancos, necesarios para combatir infecciones y enfermedades. Los triterpenoides, que tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño, abundan en las setas Reishi.

A nivel general los hongos son conocidos por contener antioxidantes y otros elementos que pueden ayudar a mejorar la salud general. Los hongos Cordyceps, por ejemplo, tienen un alto contenido en adenosina, que se ha demostrado que estimula el metabolismo energético y la resistencia física.

Entre las sustancias químicas y nutrientes más significativos descubiertos en los hongos adaptógenos se encuentran:

Los betaglucanos : hidratos de carbono complejos presentes en las paredes celulares de los hongos, en particular de los hongos adaptógenos. Se ha demostrado que los betaglucanos potencian la creación de glóbulos blancos, esenciales para combatir infecciones y enfermedades. También son antiinflamatorios e inmunomoduladores.

  • Triterpenoides: Son sustancias químicas antiinflamatorias y antitumorales que se encuentran en las paredes celulares de las setas, especialmente en las setas reishi. Se ha descubierto que los triterpenoides aumentan la calidad del sueño y ayudan a reducir el estrés y la ansiedad.
  • Ergotioneína: Se ha demostrado que este antioxidante que se encuentra en las setas, sobre todo en las setas melena de león, protege las células de los daños causados por los radicales libres. La ergotioneína tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a la función cognitiva.
  • La adenosina es un componente de los hongos cordyceps que ha demostrado aumentar el metabolismo energético y la resistencia atlética.
  • Los polisacáridos son un tipo de hidratos de carbono que se encuentran en las setas, sobre todo en las shiitake, y que pueden ayudar a mejorar el sistema inmunitario y a combatir el cáncer.
  • El ergosterol es una molécula presente en los hongos que, expuesta a la radiación UV, puede convertirse en vitamina D. La vitamina D es necesaria para unos huesos fuertes y un sistema inmunitario sano.

Hongos adaptógenos comunes

Muchas variedades distintas de hongos adaptógenos son bien conocidas e investigadas por sus ventajas para la salud. He aquí un resumen de algunos de los hongos adaptógenos más populares y mejor estudiados:

  1. El hongo reishi (Ganoderma lucidum), a menudo conocido como lingzhi, es una hierba medicinal tradicional china que favorece la esperanza de vida, mejora el sueño y reduce el estrés y la ansiedad. También se le atribuyen propiedades inmunoestimulantes y antitumorales.
  2. Cordyceps (Cordyceps militaris, Cordyceps sinensis): Se ha demostrado que aumenta la energía y la resistencia, estimula el sistema inmunitario y tiene propiedades antitumorales. El Cordyceps también se utiliza a menudo para mejorar el rendimiento sexual masculino y la función pulmonar.
  3. Hericium erinaceus (Melena de León): Se ha demostrado que este hongo mejora la función cognitiva, la memoria y la salud nerviosa. También tiene propiedades antiinflamatorias y de refuerzo inmunitario.
  4. Chaga (Inonotus obliquus): Este hongo es muy conocido por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y se utiliza a menudo para reforzar el sistema inmunitario y mejorar la función hepática.
  5. Cola de pavo (Trametes versicolor): Se ha demostrado que este hongo tiene propiedades antitumorales y de refuerzo inmunitario. También tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.
  6. Shiitake (Lentinula edodes): Una famosa seta comestible reconocida por su rico y carnoso sabor. Se ha utilizado en la medicina tradicional durante generaciones y es conocido por sus propiedades inmunoestimulantes y antitumorales.
  7. Agaricus blazei: A este hongo se le atribuyen propiedades antitumorales, inmunitarias, antiinflamatorias y antioxidantes.

Éstas son sólo algunas de las muchas especies distintas de setas adaptógenas que se han examinado y reconocido por ofrecer ventajas para la salud. Cada seta tiene un conjunto distinto de sustancias químicas y nutrientes que contribuyen a sus ventajas para la salud. Antes de incluir hongos adaptógenos en tu dieta, consulta a un profesional de la salud o especialista.

Cómo utilizar los hongos adaptógenos

Existen varios métodos para incorporar los hongos adaptógenos a tu dieta. He aquí algunos consejos para elegir, cocinar y consumirlos:

Selección: Cuando elijas setas adaptógenas, busque setas de cultivos ecológicos que no contengan toxinas. Elija setas firmes que tengan una fragancia fresca y terrosa. Evite las setas pegajosas, malolientes o con moho evidente.

Limpia las setas adaptógenas con un paño húmedo o una toalla de papel es el primer paso para prepararlas. Algunas setas pueden comerse crudas, pero la mayoría es mejor cocinarlas para liberar plenamente sus ingredientes nutritivos. Pueden saltearse, cocerse a fuego lento o añadirse a sopas, guisos o estofados. También pueden secarse y pulverizarse para preparar batidos, bebidas y otros platos.

Como se consumen los adaptógenos 

Consumo: La dosis diaria de setas adaptógenas aconsejada varía en función del tipo de seta y de la persona. Empiece con una dosis modesta y auméntela gradualmente con el tiempo. El consumo de hongos adaptógenos en forma de té puede ser el método más conveniente y eficaz para ciertas personas. Otros pueden optar por consumirlos en forma de cápsulas o incluirlos en sopas, guisos u otras comidas.

También hay que tener en cuenta que los hongos adaptógenos pueden interferir con algunos fármacos, así que habla con tu médico antes de incluirlos en tu dieta, sobre todo si está tomando algún medicamento o suplemento con receta.

Incluir hongos adaptógenos en la dieta puede ayudarte a mejorar la salud y el bienestar general. Pueden ayudarte a reforzar la función inmunitaria, regular las hormonas y reducir los niveles de estrés cuando se utilizan en la mezcla y dosis correctas.

Discusión de varias formas de hongos adaptógenos (por ejemplo, cápsulas, polvos, tés) y cómo elegir el ideal para ti.

Los hongos adaptógenos están disponibles en forma de cápsulas, polvos, tés y setas enteras, entre otras formas. Cada forma tiene su propio conjunto de ventajas e inconvenientes, y la forma óptima para cada persona vendrá determinada por sus propias necesidades y gustos. He aquí un rápido resumen de algunos de los tipos más frecuentes de presentaciones de hongos adaptógenos y cómo elegir el más adecuado para ti:

Capsulas o píldoras de hongos

Las píldoras de hongos adaptógenos son un método rápido y sencillo de obtener su dosis diaria de hongos. Están premedidas, son fáciles de tragar y portátiles. Las cápsulas son una opción excelente para las personas que están demasiado ocupadas para incluir las setas en su dieta.

Productos pulverizados (polvo deshidratado)

Los polvos de setas adaptógenas se obtienen moliendo las setas enteras y secas hasta obtener un polvo fino. Se pueden mezclar en batidos, bebidas y otros platos. Son fáciles de usar, almacenar y son adaptables. Son una excelente opción para las personas que desean consumir setas adaptógenas en una variedad de métodos.

Hongos adaptógenos enteros

Las infusiones de setas adaptógenas se preparan remojando setas secas en polvo en agua caliente. Son fáciles de preparar y constituyen un método sencillo de añadir setas adaptógenas a la rutina diaria. Algunos tés de setas adaptógenas son mezclas, mientras que otros son tés de una sola seta. Los tés son una opción excelente para quienes desean tomar setas en forma líquida.

Setas en forma fresca

Las setas enteras, secas o frescas, pueden utilizarse en sopas, guisos u otros platos. Son adaptables y fáciles de utilizar. Las setas enteras son una opción excelente para quienes buscan un método natural de añadir setas a su dieta.

Ten en cuenta tus propias necesidades y preferencias a la hora de seleccionar el mejor tipo de setas adaptógenas para ti. Las cápsulas o infusiones pueden ser la alternativa ideal si desea una solución cómoda y sencilla. Si te gusta cocinar con setas, el polvo o las setas enteras pueden ser una mejor opción. Consulta siempre a un experto antes de incluir setas adaptógenas en tu dieta.

Posibles peligros y precauciones

  • Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como quienes toman ciertos medicamentos, deben evitar o tener cuidado al ingerir hongos adaptógenos.
  • Cuando se ingieren con moderación, las setas adaptógenas suelen considerarse seguras para la mayoría de las personas. Sin embargo, existen ciertos posibles peligros y efectos secundarios relacionados con la ingesta de hongos adaptógenos, que algunas personas pueden desear evitar o utilizar con precaución.
  • Malestar digestivo: Cuando se toman setas adaptógenas en cantidades excesivas, algunas personas pueden sentir dolor de estómago, náuseas o diarrea.
  • Reacciones alérgicas: Ciertas variedades de hongos pueden inducir respuestas alérgicas en ciertos individuos, e ingerirlos puede resultar en una reacción alérgica. El picor, la urticaria, la dificultad para respirar y la hinchazón de la cara, los labios, la lengua o el cuello son síntomas posibles.
  • Medicamentos: Los hongos adaptógenos pueden interactuar con algunos medicamentos, como los anticoagulantes y los inmunosupresores. Si estás tomando algún medicamento, consulta con tu médico antes de incorporar las setas adaptógenas a tu dieta.

En resumen, los hongos adaptógenos sirven para regular la respuesta al estrés, mejorar el sistema inmunitario y aportar al organismo una serie de sustancias químicas y minerales beneficiosos para la salud. Son un método fantástico para mejorar la salud y el bienestar general.

Avatar Of Felipe Vengoechea
Micologo Fungicultor, Investigador y Docente de Cultivo de Hongos. Escritor de artículos relacionados con el mundo de la Fungicultura y beneficios de hongos y plantas medicinales. en proceso de certificación como Micoterapeuta, a partir de los hongos medicinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *