Conexión intestino-cerebro 

Aumentar el nivel de conectividad entre el cerebro y el estómago

¿Cómo se denomina la conexión intestino-cerebro?

El vínculo entre el intestino y el cerebro también se denomina “eje cerebro-intestino” o “sistema nervioso entérico”.

El “eje intestino-cerebro”, que se refiere a la relación entre el sistema digestivo y el cerebro, desempeña un papel esencial en el mantenimiento de la salud humana. Existe una correlación entre el fortalecimiento del eje intestino-cerebro y una mejor salud mental y física, así como una mayor inmunidad y la evitación de enfermedades. El eje intestino-cerebro puede reforzarse significativamente mediante el consumo de una dieta sana. 

Para mantener el microbioma en buen estado, es esencial llevar una dieta diversificada con un alto contenido en frutas y verduras frescas. Además, tomar probióticos con regularidad puede ayudar a mantener un equilibrio microbiano saludable en el sistema digestivo. Se ha demostrado que la práctica regular de actividad física puede reducir el estrés, mejorar la salud gastrointestinal e incluso actuar como antidepresivo natural. Cada uno de estos beneficios contribuye sustancialmente a mejorar el funcionamiento del eje intestino-cerebro. Es imposible sobrestimar la importancia de dormir lo suficiente. Dado que la reducción de los niveles de estrés y cortisol puede tener efectos positivos sobre la microbiota intestinal, es esencial reservar un tiempo al día para la meditación y otras formas de relajación. La salud de este sistema crítico y, por extensión, de la mente y el cuerpo, puede mejorar considerablemente si se establece una rutina consistente en una dieta sana, ejercicio físico regular y descanso suficiente.

¿Qué es un trastorno cerebro-intestinal?

El trastorno cerebro-intestinal, también llamado “trastorno gastrointestinal funcional”, es un grupo de problemas digestivos a largo plazo que pueden estar causados por problemas de comunicación entre el cerebro y el intestino. El síndrome del intestino irritable (SII), la dispepsia funcional y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) son todos ellos tipos de trastornos cerebrointestinales.

¿Cuáles son las tres enfermedades intestinales que se ven afectadas por el vínculo entre el cerebro y el intestino?

El síndrome del intestino irritable (SII), la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) son tres enfermedades del intestino relacionadas con la conexión cerebro-intestino.

¿Cómo afecta la salud intestinal a la mente?

La salud intestinal tiene muchos efectos en el cerebro. Por ejemplo, el intestino produce neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, que pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento. El intestino también alberga billones de microorganismos que forman el microbioma intestinal. Estos microorganismos también pueden afectar al funcionamiento y la salud del cerebro.

¿Cómo puedo arreglar el vínculo entre mi intestino y mi cabeza?

Para mejorar la conexión entre el intestino y el cerebro, es importante mantener sano el microbioma intestinal siguiendo una dieta equilibrada, reduciendo el estrés y haciendo ejercicio con regularidad. También puedes tomar probióticos o prebióticos, que te ayudarán a mantener el intestino sano.

¿Pueden los problemas intestinales causar estrés?

Sí, los problemas intestinales pueden causar estrés. Por ejemplo, las personas con SII a menudo dicen sentirse ansiosas o tristes, y los estudios han demostrado que la inflamación intestinal está relacionada con la ansiedad. Los cambios en el microbioma intestinal también pueden alterar el funcionamiento del cerebro y ser causa de ansiedad.

Utilizar setas para reforzar el vínculo entre el estómago y el cerebro

Estudios recientes han demostrado que las setas pueden mejorar la armonía tanto del sistema digestivo como del cerebro a través de métodos excepcionales. Incluyen una proporción adecuada de probióticos y antioxidantes, que favorecen el crecimiento de bacterias beneficiosas en el sistema digestivo. Como resultado, se mejora el flujo de información entre el sistema digestivo y el cerebro, lo que a su vez redunda en una mejor salud general. 

Las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de los hongos comestibles han sido demostradas por diversos estudios científicos, lo que los convierte en un recurso muy útil para el tratamiento de problemas de salud intestinal.

Por su capacidad para controlar el índice de masa corporal y reducir los indicios del síndrome metabólico, son un excelente complemento para un estilo de vida saludable y hacen que uno bueno sea aún mejor. Además, las setas mejoran la salud al facilitar al organismo la absorción y el aprovechamiento de las vitaminas y minerales que contienen. No es de extrañar que nuestros simpáticos hongos contribuyan al mantenimiento de un sistema digestivo y un cerebro sanos. Consumir setas a diario es una decisión inteligente si desea disfrutar de una mejor salud.

¿Pueden las setas curar el intestino?

Es posible que los hongos aporten algunas ventajas a la salud intestinal, pero se desconoce si son capaces o no de “curar” el intestino por sí solos. Según los resultados de una serie de estudios, algunas variedades de setas poseen propiedades antiinflamatorias, que pueden contribuir a la salud intestinal.

¿Son útiles las setas para las bacterias que viven en el intestino?

Ciertas especies de setas incluyen prebióticos, que son una forma de fibra que puede ayudar a alimentar las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino. El consumo de setas puede ser beneficioso para la flora intestinal por su contenido en prebióticos.

¿Qué tipos de setas son beneficiosos para la salud intestinal?

Se ha sugerido que muchas variedades de setas, como las shiitake, maitake y reishi, tienen efectos positivos sobre la salud intestinal. Se ha demostrado que estos hongos contienen sustancias químicas con propiedades antiinflamatorias e inmunoestimulantes que pueden contribuir a la salud intestinal.

¿Es seguro comer setas si se tiene un intestino permeable?

Si tiene un intestino permeable, es posible que consuma setas; sin embargo, es esencial que elija el tipo adecuado de setas. Ciertas setas, como el shiitake y el maitake, contienen cualidades antiinflamatorias que pueden ayudar a disminuir la inflamación intestinal y mejorar la salud intestinal. Estas setas son buenas fuentes de estas características. Por otro lado, algunas variedades de setas son más difíciles de digerir y su consumo podría empeorar los síntomas de intestino permeable. Antes de realizar ajustes importantes en la dieta, lo mejor es comentar las opciones con un médico cualificado, como ocurre siempre que se hacen ajustes dietéticos.

Mejora de la salud mental general y de la sensación de bienestar.

Utilizar la VII como medio para explorar y participar en actividades que promuevan la mejora del bienestar mental en la vida cotidiana puede tener una serie de efectos beneficiosos. 

Está demostrado que la capacidad de una persona para hacer frente a las dificultades, tanto a corto como a largo plazo, puede mejorar si está más en contacto consigo misma. La capacidad de mantener conversaciones constructivas con uno mismo, de hacer ejercicio con regularidad y de pasar tiempo con las personas importantes en la vida de cada uno son componentes importantes de la salud mental. 

La capacidad de mantener la aptitud mental, la salud y la resiliencia es crucial para la sensación de bienestar, así como para la capacidad de afrontar los problemas de la vida cotidiana. Saber cómo hacerlo es importante. Utilizar los servicios de un coach de vida, participar en una reflexión autodirigida y establecer objetivos que estén al alcance de uno mismo son excelentes métodos para iniciar el camino hacia una mejor salud mental. Es posible mejorar el bienestar emocional y psicológico participando en actividades como cuidar animales, pasar tiempo en la naturaleza o dedicarse a otras formas de autocuidado. 

En resumen, una de las cosas más importantes que se pueden hacer para garantizar que la salud mental permanezca intacta a lo largo del tiempo es fomentar una comunidad en la que las personas se sientan cómodas hablando de sus vidas y estableciendo conexiones genuinas con los demás. Esta es una de las cosas más importantes que puedes hacer para garantizar que tu salud mental permanezca intacta. Incluso en los días más difíciles, es esencial reconocer el trabajo realizado para mantener la salud mental y el bienestar.

 Podemos mejorar las experiencias que vivimos a diario de forma beneficiosa para nuestra salud mental y nuestra capacidad de recuperación si colaboramos unos con otros.

Laura Guerrero
Laura Guerrero

Literata y Especialista en Resolución de conflictos. Escritora sobre la salud, beneficios de los hongos y plantas medicinales. Practicante de medicinal y Herbolaria China, con énfasis en los beneficios de diferentes plantas y hongos a través de la Medicina Tradicional China.

¡Contáctanos por WhatsApp!