Ganoderma en la naturaleza

reishi silvestre 1

El Ganoderma en la naturaleza, este hongo tiene una distribución muy amplia, se encuentra por casi todo el mundo, por lo general le gusta crecer en donde el clima es caliente aunque también se ha encontrado creciendo en lugares donde no lo es tanto.

reishi silvestre
Fructificación de Ganoderma del mismo tronco el año anterior


Como a todos los hongos o la gran mayoría les gusta crecer cuando la humedad relativa ha alcanzado un porcentaje mayor a 80% lo que equivale al invierno, como tienen un crecimiento de sus cuerpos fructíferos tan lento es posible que estén listos para ser cosechados a finales de invierno.
Algunos caracterizadores estiman que se han identificado unas 200 especies del género ganoderma, aunque otros afirman que en realidad solo hay 70 las otras son nombradas de diferentes maneras.


La más conocida y nombrada es la variedad Lucidum, antiguamente se creía que era originaria de oriente ( china y japón) aunque análisis genéticos han determinado que la variedad lucidum es originaria de Europa y que la variedad china, la más cultivada es en realidad G multipileum.
Todas las variedades de Ganoderma tienen una cantidad diferente de los nutrientes que le dan sus características de propiedades medicinales.
Los hongos Ganoderma no son milagrosos ni cura de ninguna enfermedad delicada como cáncer, diabetes, tumores o cualquier otra.

Sin embargo sus polisacáridos y triterpenoides cumplen un propósito nutricional que en algunas ocasiones generan una respuesta inmune para ayudar a combatir muchas de esas graves enfermedades, sus triterpenoides han sido estudiados con resultados positivos de sus efectos inmunomoduladores, lo que genera una respuesta automática del cuerpo en respuesta a diferentes enfermedades.

Ganoderma silvestre


Si llegas a encontrar un Ganoderma silvestre te recomiendo primero una identificación positiva, puedes subir fotos en algún grupo de identificación de hongos en tu red social favorita.
Si lo quieres recoger o cosechar, hazlo sin lastimar el lugar donde está creciendo, puede dejarlo secar y usarlo en infusiones, lo ideal es que esté a fuego lento por 1 hora, puedes pasarlo hasta 3 veces para extraer la mayor cantidad de sus propiedades medicinales